¿Cómo es el mundo?



Cómo lo vemos, así es. Observamos, juzgamos y recibimos lo que esperamos. Si percibimos la vida como un gran marrón, ese color será el que marque nuestros pasos.

La perspectiva nos muestra ángulos diferentes en la observación, produciéndonos diferentes sensanciones; el momento, la circunstancia sensible; el tiempo de contemplación; la edad, las experiencias. Todos estos factores influyen en nuestra cadena de pensamientos, ya con desagrado; ya con escalofríos de placer.

Pero existe un factor mucho más importante: la actitud. La filosofía con qué nos tomamos cada escena cotidiana es, con diferencia, el factor a tener más en cuenta en nuestro fin. El color del viento se percibe con una actitud de asombro por todo lo que sucede a nuestro alrededor.

En este instante, el viento ha arrastrado a una hoja a un lecho de hierba. Me acerco y observo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.